Google+ Followers

lunes, 27 de octubre de 2008

EL ARCO DE TUS BELLOS OJOS























Ayer fue muy rápido.
Se esconde en algún pliegue de las sábanas,
hay momentos que vemos al tiempo moldear las siluetas,
inefablemente en su flama.


Sobre la mesa,
blandas palabras cuelgan del cielo raso,
como las trenzas sueltas de una planta,
reposan en los libros.


En el fondo de las tazas,
en el cobrizo aro de algún pensamiento,
se dibuja la vida,
leerlo, sería adivinar
cuan serio fue todo aquello que tocaron nuestras manos.

El tiempo,
sus vestimentas sueltas sobre la mecedora,
ajan quizás las coyunturas,
el desdoble de aquél beso,
comiéndose la desnudez de mis brazos.


Recorrido de tenue luz sobre los arcos
de tus bellos ojos,
deshojando la amapola del día,
desvaneciendo en la claridad del celaje,
la frágil ternura de tu sonrisa.


Adentro,
su cera dulce hace un charco caliente,
su luz danzante desvanece las alas de las polillas
y se escapa en el desenlace de nuestros dedos,
expira su curso en algún recodo silente,
omiso a la doblez
que me aprieta mi corazón ...


Veo al tiempo correr con bríos,
hacer su salto tímido al intrépido ardor de mi vientre.


Al volver, arrastrando sus pasos,
su danza triste,
fue verdad que fue nuestro,
cayó maduro-sueño en la boca-
fue verdad que nos gustamos mucho,
fue verdad que nos quisimos poco.



E. R. Aristy

























































































































































No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails